Vestidos de mujer para ceremonias bodas

Vestidos de mujer para bodas, bautizos y comuniones: ideas y trucos para acertar

¿Tienes un evento especial y no sabes qué ponerte? No te preocupes, hablando sobre vestidos de mujer para ceremonias bodas, en este artículo te damos algunas ideas y trucos para elegir el vestido de mujer perfecto para cada ocasión. Ya sea una boda, un bautizo o una comunión, hay algunos aspectos que debes tener en cuenta a la hora de escoger tu look.

Cómo elegir el vestido de mujer adecuado según el tipo de evento

Lo primero que debes saber es que no todos los eventos son iguales y que hay algunas normas de etiqueta que conviene respetar. Por ejemplo, tratándose de vestidos de mujer para ceremonias bodas no debes vestir de blanco, ya que ese color está reservado para la novia, ni de negro, ya que se asocia al luto. Tampoco es recomendable llevar un vestido demasiado corto, escotado o ajustado, ya que puede resultar vulgar o inapropiado.

En un bautizo o una comunión, el protocolo es más flexible, pero también hay que evitar los colores extremos y los diseños excesivos. Lo ideal es optar por un vestido de mujer sencillo, elegante y discreto, que no desentone con el ambiente religioso. Los tonos pastel, los estampados florales o geométricos y los tejidos ligeros son buenas opciones para estos eventos.

Cómo elegir el vestido de mujer adecuado según la hora del día

Otro factor que influye en la elección del vestido de mujer es la hora del día en la que se celebra el evento. No es lo mismo ir a una boda de mañana que de tarde o de noche, ya que el grado de formalidad varía. Por lo general, cuanto más tarde sea el evento, más sofisticado debe ser el vestido.

Si el evento es de mañana, puedes optar por un vestido de mujer corto o midi, con colores claros o vivos y complementos sencillos. Si el evento es de tarde, puedes elegir un vestido de mujer largo o midi, con colores más oscuros o intensos y complementos más llamativos. Si el evento es de noche, puedes apostar por un vestido de mujer largo o corto, con colores neutros o metalizados y complementos brillantes.

Cómo elegir el vestido de mujer adecuado según tu tipo de cuerpo

Por último, pero no menos importante, debes tener en cuenta tu tipo de cuerpo a la hora de elegir el vestido de mujer que más te favorece. No todos los cortes, escotes o largos sientan bien a todas las siluetas, así que es conveniente conocer tus puntos fuertes y débiles para potenciarlos o disimularlos.

Si tienes un cuerpo con forma de reloj de arena, es decir, con cintura marcada y hombros y caderas proporcionados, puedes llevar casi cualquier tipo de vestido. Los más recomendables son los que se ajustan a tu figura y resaltan tus curvas, como los vestidos entallados, cruzados o con cinturón.

Si tienes un cuerpo con forma de triángulo invertido, es decir, con hombros anchos y caderas estrechas, debes equilibrar tu silueta con vestidos que aporten volumen a la parte inferior y suavicen la parte superior. Los más recomendables son los que tienen falda evasé, plisada o con vuelo y escote en V o redondo.

Si tienes un cuerpo con forma de triángulo, es decir, con hombros estrechos y caderas anchas, debes hacer lo contrario: aportar volumen a la parte superior y disimular la parte inferior. Los más recomendables son los que tienen escote halter, barco o asimétrico y falda recta o tubo.

Si tienes un cuerpo con forma de rectángulo, es decir, con hombros, cintura y caderas alineados, debes crear la ilusión de curvas con vestidos que marquen tu cintura y den movimiento a tu figura. Los más recomendables son los que tienen corte imperio, peplum o drapeado y escote en V o corazón.

Esperamos que estos consejos te hayan sido útiles y que encuentres el vestido de mujer ideal para cada evento. Recuerda que lo más importante es que te sientas cómoda y segura con tu look. ¡Disfruta de la fiesta!

Elegantes

Publicaciones Similares

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *