Tallas de camisas para hombre

Tallas de camisas para hombre: cómo elegir la adecuada

Las camisas son una prenda básica en el armario de cualquier hombre, pero no siempre es fácil acertar con la talla. ¿Sabes cómo medir tu cuello, tu pecho y tu manga para encontrar la camisa perfecta? En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre las tallas de camisas para hombre y cómo elegir la adecuada según tu tipo de cuerpo y tu estilo.

¿Qué son las tallas de camisas para hombre?

Las tallas de camisas para hombre se basan en tres medidas principales: el cuello, el pecho y la manga. Estas medidas se expresan en centímetros o en pulgadas, y pueden variar según el país o la marca. Por ejemplo, una talla 40 en España puede equivaler a una talla 15.5 en Estados Unidos o a una talla 16 en Reino Unido.

El cuello se mide alrededor de la base del mismo, dejando un dedo de espacio entre la cinta métrica y la piel. El pecho se mide alrededor de la parte más ancha del mismo, a la altura de los pezones. La manga se mide desde el hombro hasta la muñeca, siguiendo la curva del brazo.

¿Cómo elegir la talla de camisa adecuada?

Para elegir la talla de camisa adecuada, debes tener en cuenta tu tipo de cuerpo y tu estilo. No todas las camisas tienen el mismo corte ni el mismo ajuste, por lo que es importante probarlas antes de comprarlas o consultar las tablas de medidas de cada marca.

En general, existen tres tipos de corte o fit en las camisas para hombre: el regular, el slim y el tailored. El regular es el más clásico y amplio, ideal para hombres con cuerpo rectangular o redondo. El slim es más estrecho y entallado, ideal para hombres con cuerpo triangular o trapezoidal. El tailored es el más ajustado y ceñido, ideal para hombres con cuerpo atlético o en forma de V.

Además del corte, también debes tener en cuenta el estilo de la camisa. No es lo mismo una camisa formal que una casual, ni una lisa que una estampada. Las camisas formales suelen tener un cuello rígido y abotonado, un puño simple o doble y un bolsillo opcional. Las camisas casuales suelen tener un cuello más suave y desabotonado, un puño sencillo y uno o dos bolsillos. Las camisas lisas son más versátiles y fáciles de combinar, mientras que las estampadas son más llamativas y originales.

Consejos para cuidar tus camisas

Para que tus camisas te duren más tiempo y se mantengan en buen estado, debes seguir algunos consejos básicos de cuidado:

  • Lee las etiquetas y sigue las instrucciones de lavado, secado y planchado.
  • Lava tus camisas del revés, con agua fría o templada y con un detergente suave.
  • Sécalas al aire libre o en una secadora a baja temperatura, evitando las arrugas.
  • Plánchalas cuando estén ligeramente húmedas, usando la temperatura adecuada para cada tejido.
  • Cuélgalas en perchas con forma de hombro, abrochando el primer botón del cuello.
  • Guárdalas en un armario limpio y ventilado, sin apretarlas demasiado.

Guayaberas

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *